Despeinada pero comulgada…

Hola amigos bienvenidos !! les dejo la anécdota de un blog de Marisol, espero les agrade y les saque una pequeña sonrisa…

“Mi nombre es Marisol y confieso que llevé a mi hija  despeinada a su primera comunión, les cuento la razón:

Sería en una iglesia cercana a la que se puede llegar caminando desde casa, yo soy muy exigente con mis hijos y conmigo misma, así que para ese día especial que por cierto presumía con mis amistades , ya había preparado todo con cautela: el día anterior dejé todo listo para la celebración luego de la ceremonia pautada para las 9am, encargué botanistas, bebidas, organicé el vestido de mi niña muchos meses antes, envié invitaciones, etc. mesas-dulces-candy-bars

Ese Domingo especial, el plan era levantarnos a eso de las 5ampara ir al único salón de belleza abierto desde muy temprano , que de paso quedaba un poco lejos, para luego devolvernos a casa y terminar de preparados e ir inmediatamente a la iglesia.

Mi hija creo que estaba mas dormida que despierta y no entendía muy bien, ella solo pensaba en como sería el sabor de la hostia. La estilista estuvo largo rato en su cabello, le colocó muchos productos, es que no es nada fácil, muy ensortijado para mi gusto. Ya cuando llegamos de regreso a casa era un poco tarde y le pedí desesperada:

– Hija, ve a ducharte rápido para ponerte tu vestido, se hace tarde, ahhh y ya sabes que me gusta que te bañes bien , no te dejes ninguna parte sucia!!! 

despeinada

A los minutos, mis planes fracasaron cuando la vi salir del baño mojada de pies a cabeza, incluso el cabello, su peinado arruinado, no sabía si gritar, llorar, reír. Le pregunté porque había mojado su cabello y muy inocente respondió:

– Mami, temía que me regañaras por no bañarme bien y como me colocaron muchas cosas en la cabeza que ensucian me duché bien como me dijiste… –

Ya era tarde para hacer algo por su cabello rebelde, y bueno, terminó muy despeinada y solo con un cintillo. Siempre recuerdo esa anécdota y me causa gracia de como yo estuve tan atenta a los detalles y apariencias y ella inocentemente arruinó una partecita. Aveces cuando voy con mi hija a misa siempre le digo: recuerda ir peinada a la iglesia !!! y ella sonríe…”

¿Te acordaste de alguna anécdota con tu hijo (a) ? envíala !!! que con gusto la publicaré, recuerda dejar tu comentario…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s